Recomendados

Recomendados

Agustín Squella en El Mercurio: “Número uno”

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Por Agustín Squella // Contenido publicado en El Mercurio

¿A quién no maravilló Diego Armando con sus jugadas dentro de la cancha y a quién no impactó, para bien o para mal, con su conducta fuera de ella? Sobre lo primero no hay dos opiniones, aunque la discusión continuará siempre abierta: ¿Pelé o Maradona? Yo, que suelo tener y confesar dudas, carezco de ellas en este asunto: ¡Maradona, el Pibe de Oro, un tipo que no manejaba la pelota, sino que la llevaba como cosida a sus zapatos y que movía el cuerpo imprimiéndole velocidades cambiantes en una misma jugada, como si en uno de sus brazos llevara oculta una caja de cambios! ¡Maradona, sin duda, con el agregado de que supo sacar la voz por los derechos laborales de los futbolistas profesionales y enfrentarse con la corrupta FIFA mucho antes de que estallaran los escándalos de esta! ¡Maradona, incluso cuando esperaba a los periodistas con una escopeta a postones en su villa cerca de Buenos Aires, aunque disparando al aire, por supuesto!

‘Saber crear y aprovechar espacios’, así define el fútbol César Luis Menotti, y suelo ocupar esa definición en clases de Filosofía del Derecho, puesto que la enseñanza jurídica, siempre plagada de complicadas definiciones, podría intentar alguna vez definiciones tan breves y exactas como esa.

Un inolvidable, eso es Maradona, porque respondió mejor que nadie en la historia del fútbol a aquella definición. ¡Cómo creó y aprovechó espacios en una cancha de fútbol!

Más del autor

Artículo de El País: El día después de Trump

La administración Biden-Harris debe reconocer que el capitalismo nunca se regula a sí mismo, particularmente cuando se trata de dar forma a un espacio político transparente y democrático en las plataformas sociales.

Más para leer

No más toque de queda

El toque de queda es un mecanismo que nos pretende controlar mediante el miedo. Pero no nos ganará el toque de queda, porque ya demostramos que no tenemos miedo.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!