Lucía Dammert

Lucía Dammert

Socióloga y Doctora en Ciencia Política. Profesor Titular de la Universidad De Santiago de Chile. Dedicada a temas de Seguridad Pública, Violencia y Crimen Organizado. Miembro del directorio de Espacio Público, Fundación Junto al Barrio y Democracia Abierta de Barcelona. Miembro del Consejo Asesor del Secretario General de Naciones Unidas en temas de Desarme. Columnista de diversos medios de comunicación de América Latina.

Algunos problemas de la autonomía policial en Chile

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Cuando hablamos de autonomía de Carabineros de Chile muchos responden que la misma es necesaria para evitar la politización. Se confunden entre una necesaria autonomía profesional, esa que sirve para definir por ejemplo las particularidades del Plan Cuadrante, de la autonomía política. Las policías modernas buscan definir con claridad las dependencias institucionales, los controles externos, los niveles de transparencia, los mayores niveles de descentralización de la toma de decisiones, entre otros múltiples elementos para distinguir su capacidad de actuación y su responsabilidad. 

En Chile Carabineros está gobernado a partir de su Ley Orgánica, la misma que tiene rango Constitucional. No he podido encontrar otro país cuya policía tengan su definición legal en la Constitución, dado que ese “detalle” torna prácticamente imposible modificarla o reformarla. De hecho, en Chile es la dictadura militar la que deja a Carabineros bajo la supervisión del Ministerio de Defensa y bajo la protección Constitucional justamente para evitar la “politización”.  En realidad para evitar su reforma.

¿Qué significa que Carabineros tiene altos niveles de autonomía? No se puede dejar de mencionar el abandono político que ha habido los últimos 30 años en esta tarea, los Ministerios encargados de gobernarlos han sido meras secretarias que administraban los largos procesos burocráticos y la política centró su preocupación en aumentar la dotación policial  y las funciones policiales y generar un esquema de protección legal sobre sus actividades.

Nada mejor que algunos ejemplos para entender algunas aristas del problema.

“Carabineros podrá establecer los servicios policiales que estime necesarios.. la distribución del personal y los medios asociados deberá ser informada de forma global, al menos semestralmente el Ministerio del Interior” (Art. 3).

“La Dirección General podrá contratar de forma temporal, cuando las necesidades del servicio lo requieran e informando semestralmente al Ministerio del Interior a profesionales, téncios, administrativos y trabajadores a jornal o trato” (Art 7).

“Los nombramientos, ascensos y reincorporaciones, llamados al servicio y retiros del personal de Nombramiento Supremo (oficiales ) se efectuará por decreto supremo expedido a través del Ministerio del Interior a propuesta del General Director (Art. 10).

“A propuesta del General Director, el Presidente de la República, establecerá el número de empleos y grados de personal que podrá ser llamado a servicio” (Art. 15).

“El General Director podrá celebrar convenios con instituciones públicas o privadas, nacionales o extranjeras, informando semestralmente al Ministerio del Interior” (Art. 20).

“La acción disciplinaria contra el personal prescribirá en 4 años contados desde el día en que hubiere incurrido en la acción u omisión que le da origen” (Art. 36 bis).

“El General Director dispone de la inversión de fondos que se destinen por Ley a la institución y de los recursos que se obtenga por enajenaciones y ventas… los mismos serán considerados ingresos propios de Carabineros y no ingresarán a las rentas generales de toda la Nación (Art 52, o)

“La pensión de retiro se computará sobre la base del 100% de la última remuneración imposible de actividad en razón de una treinta ava parte por año de servicio” (Art. 58).

“el personal que se retire con derecho a pensión percibirá una suma global a título de desahucio, cuyo monto ascenderá a un mes de la última remuneración por cada aó de servicio, hasta enterar 30 mensualidades” (Art. 73).

“El personal con goce de pensión reincorporado o vuelto a servicio, podrá gozar de un segundo desahucio” (Art. 75).

“El regimen de previsión de seguridad social de personal de planta de Carabineros es autonomo… la administración del sistema de salud del peronal de planta en servicio activo estará a cargo de la institución” (Art. 78).

“Los gastos netamente policiales, deberá rendirse de forma reservada al Ministerio del Interior, sin perjuicio de las obligaciones de rendición e información existitnes en otros cuerpos legales… los gastos reservados no pueden ser menores a los definidos en el año 1989, … se rendirán de forma global y reservada, mediante Certificados de Buena Inversión” (Art. 89).

No se puede dejar de mencionar que el Presidente de la República está basicamente inhabilitado de cambiar al General Director de forma directa, tiene dos caminos o pedirle que por favor considere el retiro o mandar un decreto al Congreso esperando su apoyo.  Los verbos están detalladamente elegidos, el General Director propone, define, establece, administra y desarrolla mientras que el Ministerio del Interior básicamente observa y ratifica.

Más del autor

Más para leer

La porfía de la dignidad

Uno de los principales hallazgos fue que, junto con el derecho a un salario justo y oportuno (reivindicación histórica que de hecho da origen a la existencia de los sindicatos), se mencionaba fuertemente como demanda el derecho de las y los trabajadores a recibir un trato digno.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!