Recomendados

Recomendados

Artículo de El País: “Si no existiera el periodismo estaríamos más desvalidos”

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Por Pablo Gómez // Contenido publicado en El País

La periodista chilena Mónica González recibió este jueves la noticia de la concesión del premio Ortega y Gasset a la trayectoria más destacada mientras buscaba documentación sobre el relevo del jefe de policía de su país, destituido tras una represión brutal. Nacida en Santiago en 1949, el jurado destaca su compromiso con el oficio y su permanencia en la primera línea durante más de cinco décadas. “Es una periodista de raza, de una trayectoria impecable, emprendedora, que ha vivido en contextos muy complicados en los que ser periodista y, sobre todo, mujer periodista, era especialmente difícil, y que entiende el compromiso desde la humildad y la humanidad, dos cualidades que transmite en todos sus trabajos y proyectos”.

González admite que la “perseverancia” ha sido una de las claves de su trayectoria y confiesa que ha trabajado siempre en condiciones incómodas. “Cada momento tiene su dificultad y este es de los más complejos, en gran parte por la crisis política que sacude a Chile, a América Latina, a Estados Unidos y a Europa”, asegura. “La política es todo: los problemas del confinamiento por la covid, que el dinero no llega para comer, que los estudiantes no tengan computadora…”, dice. Esta profunda crisis, con múltiples aristas, está provocando un debilitamiento de las libertades. “La democracia está en peligro”, alerta la periodista, que acaba de impartir un taller, en el marco de la Fundación García Márquez, sobre cómo investigar en tiempos de pandemia. En este contexto, considera que “si no existiera el periodismo estaríamos mucho más desvalidos”.

Con una larga y fructífera carrera profesional, González trabajó durante el periodo de la Unidad Popular de Salvador Allende para el diario El Siglo y la revista Ahora. Tras el golpe de Estado de 1973 se exilió en París, donde trabajó en una imprenta. Regresó a Chile en 1978 y ejerció como reportera de investigación en varias de las revistas opositoras al régimen de Pinochet. Después, trabajó como corresponsal para la española El Tiempo, colaboró con el diario La Época, fue editora de investigación y subdirectora en La Nación, subdirectora de la revista Cosas y corresponsal del periódico argentino Clarín. En 2002 fundó y dirigió la revista Siete + 7, que después pasó a ser Diario Siete. Ha estado al frente del CIPER y es miembro del Consejo Rector de la Fundación Gabriel García Márquez. “Es un privilegio velar por su legado y su compromiso con la verdad y la democracia”, asegura. En la actualidad, presenta semanalmente un programa de televisión sobre análisis político.

Más del autor

Más para leer

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!