Recomendados

Recomendados

Artículo de La Tercera: Bob Woodward: “Trump no ha hecho su trabajo”

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Por Cristina Cifuentes // Contenido publicado en La Tercera

El influyente periodista estadounidense participó de una charla hoy organizada por el banco Scotiabank, que fue transmitido por YouTube. “Creo que (si Biden es electo) lo primero que haría sería invitar a los líderes del Partido Republicano a la Casa Blanca para decirles que no miremos atrás”, señaló.

El 15 de septiembre, el periodista estadounidense Bob Woodward lanzó Rage (Rabia), su segundo libro sobre la Presidencia de Donald Trump, que entre otras revelaciones de alto calibre, da cuenta de las impresiones del mandatario republicano sobre el coronavirus en enero, además de las cartas que intercambió con el líder norcoreano, Kim Jong Un. Woodward es un destacado periodista del diario The Washington Post que alcanzó fama planetaria junto a su colega Carl Bernstein al exponer el escándalo de Watergate, que le costó la Presidencia a Richard Nixon en 1974. En esa oportunidad escribió, junto a Bernstein, Todos los hombres del Presidente y se cree que Rage podría incluso ser su libro más importante desde entonces.

Woodward participó en una charla hoy organizada por el Banco Scotiabank, que fue transmitida por YouTube. La periodista de canal 13, Constanza Santa María, fue la encargada de entrevistarlo. A continuación algunos pasajes del conversatorio.

A diferencia de Fear (Miedo), el primer libro que escribió sobre la gestión de Trump, que fue lanzado en septiembre de 2018, Woodward pudo conversar varias veces con el mandatario. “Él lo denunció. Y luego, algunas personas cercanas a él dijeron que el problema con el libro fue que todo era cierto. Entonces accedió a hablar conmigo el 5 de diciembre del año pasado. Fui a la Casa Blanca, al Salón Oval, saqué mi pequeña grabadora Olympus, la dejé en el escritorio y le dije: voy a hacer entrevistas porque este libro va a quedar registrado. Te voy a citar y el libro saldrá publicado antes de las elecciones”, contó.

“Nunca había estado en una posición como ésta en la que podía llamarlo a un número secreto, podía llamarlo y localizarlo de inmediato. También pasaba que me llamaba en breve o los fines de semana o después de las 10 de la noche. Así que tenía que andar por la casa con la grabadora y poner el teléfono en altavoz y me preparaba ante eventos que ocurrieran. No puedes escapar de él. Fue casi como si él estuviera presente en nuestra casa y fue una gran oportunidad periodística, pero emocionalmente muy perturbadora, el hecho que cuándo sonara el teléfono pudiera ser el Presidente Trump. Y él decía: ‘oh, estoy haciendo esperar a muchos generales. No puedo hablar por mucho tiempo’. Y luego hablamos durante 20 minutos o 40 minutos o una hora”, agregó.

Durante la conversación, Woodward también aprovechó de hablar sobre el título de su libro y señaló que Trump “saca esta rabia en la gente, furia, y él no sabe si es algo bueno o malo. Y un líder del país tiene que unir a la gente, no puede simplemente liderar con una facción o un partido político”. “He conversado con el Presidente y le dije, ¿cuál es el trabajo del Presidente? Y dijo que el trabajo del Presidente es proteger a la gente, no solo a su base o los republicanos, sino que a todos. Y que él diga que cree que provocar rabia e ira en la gente puede ser algo bueno, es parte del desastre del gobierno de Trump y su fracaso por no tener la comprensión intelectual de que realmente no se puede gobernar de esa manera. Y por eso el libro se llama Rage (Furia), pero no solo se trata de Trump, sino que Estados Unidos está furioso en ambos lados. Y es un estado de incertidumbre e inestabilidad”, sostiene.

Woodward, de 77 años y que ha retratado a todos los gobiernos desde Nixon en adelante, fue criticado cuando se publicó el libro, ya que reveló que en sus conversaciones con Trump el mandatario sabía de la peligrosidad del coronavirus en enero. “Si él hubiera dicho tengo esta advertencia, tengamos cuidado, lavémonos las manos. Si él hubiera dicho tengamos cuidado, no se trata solo de proteger a la gente, creo que un líder tiene la obligación de decir la verdad. Creo que un líder tiene una obligación moral, tiene que cuidar a las personas. Y en todo caso, esto es una organización, es en sí una crisis de salud y una catástrofe. Pero es una catástrofe moral también. Este no es un juicio político partidista de mi parte. Está basado en todas las pruebas que reuní. Y simplemente no ha hecho su trabajo. Y mi conclusión al final del libro es que este no es el hombre adecuado para el trabajo”, indicó.

“En febrero, cuando me dijo esto, pensé que se refería a China. Además, nunca sabes cuando hablas con él si te está diciendo la verdad. Y los médicos públicamente, el Dr. Fauci, que es el gran experto en los Estados Unidos, no estaban diciendo que esto iba a ser un desastre. Así que no lo supe hasta marzo cuando explotó. Y resulta que no fue hasta mayo que descubrí esta reunión clave a finales de enero. Entonces, cuando estás informando sobre un libro como este, haces piezas y vivimos nuestras vidas en orden cronológico. En mayo supe lo que pasó en enero. Entonces, si en algún momento alguien dijera que puedes publicar puedes publicar la historia en The Washington Post y salvar una vida, lo habría hecho”, explica al ser cuestionado por no haber revelado que Trump le contó sobre la peligrosidad del virus.

Cuando falta menos de una semana para las elecciones, Woodward también hace referencia sobre el candidato presidencial demócrata, Joe Biden. “Cuando él era vicepresidente de Obama, hice dos libros y pasé mucho tiempo con él. Y de hecho, Obama le dio a Biden algunas de las responsabilidades más importantes del gobierno para negociar en asuntos de dinero, el presupuesto y en ciertas áreas clave de política exterior. Así que tiene mucha experiencia. Tal como Trump y otros han señalado, creo que a veces es un poco inestable. Cuando era un niño tartamudeaba y se puede ver que ese tartamudeo vuelve, pero ha sido capaz de superarlo de una manera bastante clara. Pero sigue ahí. Y creo que pone nerviosa a mucha gente. Esta no es una posición política, sino que se basa en la presentación de pruebas. Biden es un sanador, alguien naturalmente que siempre quiere trabajar y siempre trabajó con los republicanos. Sospecho que si es elegido Presidente, asume el cargo. Creo que lo primero que haría sería invitar a los líderes del Partido Republicano a la Casa Blanca para decirles que no miremos atrás, sino que miremos adelante, sobre cómo afrontamos los problemas”, concluyó.

Más del autor

Más para leer

No más toque de queda

El toque de queda es un mecanismo que nos pretende controlar mediante el miedo. Pero no nos ganará el toque de queda, porque ya demostramos que no tenemos miedo.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!