Raul Arrieta

Raul Arrieta

Abogado. Cursó sus estudios de Magíster en Derecho Público en la Universidad de Chile y es Diplomado en Derecho Administrativo por la misma Universidad. Es socio de Gutiérrez & Arrieta Abogados, oficina especializada en derecho y la tecnología. Entre 2001 y 2010 desempeñó diferentes cargos en el Gobierno. Es Profesor de Protección de Datos en la Universidad Central de Chile y Ex-Presidente y Consejero del Instituto Chileno de Derecho y Tecnologías.

Big Data y proceso constituyente

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

En las últimas semanas hemos oído hablar profusamente sobre big data. El “Big data” es un sistema de representación de datos que recoge una gran cantidad de información que será utilizada para un estudio posterior. Son muchos los aspectos que pueden ser abordados utilizando este sistema, no quedando ajeno a él en ningún caso los fines político-electorales.

Así, haciendo una combinación de bases de datos con modelos predictivos se pueden llegar a conocer de manera bastante precisa las posibles reacciones de los electores frente a determinados temas. Tener claridad respecto a los temores, las alegrías, las preferencias, las expectativas, etc. permite segmentar y perfilar los mensajes que deben ser transmitidos para producir en los electores los efectos deseados y con ello conseguir convencer a los posibles votantes y asegurarse de los votantes pasados.

Fue Obama en el 2012 el primer candidato a unas elecciones presidenciales el que recurrió a mecanismos como los descritos, para lo cual se decidió a recopilar toda la información que los ciudadanos estadounidenses publicaban en la red. Así podían saber quién estaba a favor de qué medidas y quién no, mejorando de esta manera sus propuestas y su enfoque.

Al detenernos a analizar dicha estrategia, que en Chile ya ha sido utilizada y no sólo recurriendo a información publicada en la red, desde la perspectiva de la protección de los datos personales, surgen reparos ya que dependiendo de la forma en que se haga y de los insumos que se consuman para realizar el análisis podemos encontrarnos en presencia de herramientas tremendamente invasivas de la vida privada de las personas y, que en el extremo, como consecuencia de la segmentación de las audiencias puede terminarse entregando información/mensajes parciales e incompletos para que un ciudadano común pueda decidir libremente a la hora de sufragar.

Nuestro país está al debe en proteger los datos personales y en esta nueva encrucijada que vive el país es una tragedia que los esfuerzos que se han venido haciendo desde el año 2008, año en que Chile se integró a la OCDE, por contar con una legislación moderna que proteja a las personas y guie de manera adecuada a los responsables del tratamiento de datos, aún se encuentre en discusión legislativa, aún no rindan sus frutos.

Dado ello, se hace indispensable en aras de los procesos que se vienen en nuestro país, plebiscitos y elección de constituyentes, que las autoridades hagan uso de las escasas facultades que tienen en la materia para instruir de manera correcta a los Partidos Políticos y a los candidatos en general, respecto a como impacta en la protección de los datos personales el Social Listening, disciplina que combina la compilación sistemática de información en la web (Big Data), con el análisis metodológico de la misma por parte de un grupo de expertos multidisciplinario y cómo se hace indispensable que en los procesos de escucha digital se respete lo dispuesto en la ley sobre protección de la vida privada. Los procesos electorales no pueden construirse ni explotarse a través del uso de las tecnologías sin tener presente que en dichos entornos los derechos de las personas deben ser adecuadamente tutelados.

Más del autor

Ciberseguridad: ¿Un mes para empezar a tomarse las cosas en serio o sólo para olvidar?

En los últimos días se ha hecho público en la prensa la vulnerabilidad de los sistemas de seguridad de Gobierno Digital que ha permitido el hackeo y sustracción de la Claves Única de millones de chilenos. Este tipo de eventos, desde luego, tiene consideraciones tanto políticas como técnicas que, por su gravedad, deben tomarse muy en serio, cuestión que, aparentemente, el Gobierno no hace.

Documentación Electrónica y Notariado: Quo vadis?

“Dado lo anterior, es indispensable que todos los involucrados y principalmente los notarios no estén renuentes ni ausentes de la discusión, de modo que se genere un diálogo que sea efectivo y que verdaderamente permita incorporar la tecnológica al quehacer de la documentación que requiere intervención de los datarios de fe pública.”

Alineando la protección de datos personales

No hay duda qué ello puede ser altamente popular, sin embargo, creo que es la consecuencia de tener un sistema de Protección de Datos personales que no de garantías y que ha permitido abusos que han terminado de crear un sistema basado en la desconfianza respecto de la forma en qué se trata la información relativa a las obligaciones de carácter económico financiero bancario o comercial.

Más para leer

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!