Francisco Javier Diaz

Francisco Javier Diaz

Abogado y cientista político (U. de Chile, London School of Economics). Analista, columnista, ex-influencer y speechwriter profesional. Fue Subsecretario del Trabajo (2014-2018), ahora ejerce como abogado en materia laboral.

Derecha pre-estallido

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

La derecha y el gobierno han intentado rearmarse después del descalabro político que significó la aprobación del retiro del 10%, primero con el cambio de gabinete y luego con la Cuenta Pública y el plan para los últimos 18 meses de mandato. Lo curioso es que la estrategia no parece ser avanzar hacia terreno contrario, sino que afirmar terreno propio. La derecha se mueve a la derecha y reflota su propuesta pre-estallido.  

Para el Presidente Piñera, con la aprobación del IFE 3.0 se acaba el apoyo social para la pandemia. Parece que hasta ahí llega la voluntad de “compartir más”, como clamaba Cecilia Morel en un audio a sus amigas en octubre pasado. Hasta ahí llega su socialdemocracia. No hay mayor distribución de la riqueza.   

En lo constitucional, “el gabinete del rechazo” se preocupará de cumplir la forma, pero no apurar el fondo. Es un hecho que el gobierno se matricula en la opción Rechazo. No le molesta que vote poca gente, y no le importa que no haya control de gasto. Se ha impuesto la tesis catastrofista sobre el Apruebo, y el sofismo de “rechazar para reformar”. Mientras menos nítido el mandato de cambio, mejor para el gobierno.  

En lo social, cabe recordar que luego del estallido el gobierno anunció como gran medida el Ingreso Mínimo Garantizado (IMG), el que fue aprobado en abril, producto de la pandemia. Pero la mecánica y el bajo monto del IMG hace que una persona que gana el sueldo mínimo y recibe gratificación legal garantizada, quede fuera del alcance del subsidio. Es decir, beneficia a muy poca gente con muy poca plata.   

El resto de la autodenominada “red de protección social” del gobierno ha sido escasa, tardía y burocrática. El IFE 1.0 entregaba apenas $65.000 por integrante el hogar y decreciente en el tiempo. El IFE 2.0 no cumplió el acuerdo con la oposición y estuvo lejos de los 3 millones y medio de hogares comprometidos cuando se discutía dicho acuerdo, mientras las cifras muestran que no supera los $170.000 promedio por hogar. Hoy ya nadie defiende ambos IFE, que no llegaron ni a la mitad de quienes postularon. En un programa de televisión un par de días antes de ser nombrado Ministro, Jaime Bellolio lo criticaba como si fuera diputado opositor. Y por lo que se ha visto del IFE 3.0, el fantasma de la burocracia y la focalización extrema vuelve a transformar un buen titular en una pesadilla de trámites para el usuario.  

El gobierno maquilla las cifras de apoyo social con la Ley de Protección al Empleo, que ya tiene casi 800 mil trabajadores adscritos. Lo que no se aclara es que los trabajadores están utilizando los fondos de sus cuentas individuales para tener algún ingreso durante el período de suspensión laboral. Y que los trabajadores ya están recibiendo menos de la mitad de sus ingresos normales. ¿Cómo pagar arriendo, dividendo, deudas, comida, si se recibe la mitad de un sueldo de 500 mil pesos? 

La derecha pre-estallido abogaba por una reforma tributaria que revertía la reforma de Michelle Bachelet, donde la reintegración del sistema era la medida fundamental para el ex Ministro Felipe Larraín. Tuvieron que pasar varias semanas después del estallido antes de que el Ministro Briones desechara esa idea. Pero ahora, a propósito de la pandemia, se vuelven a proponer rebajas tributarias y medidas regresivas, que con la excusa de las PYMES, terminan favoreciendo a las grandes empresas. El Senado ya dio un toque de alerta. Pero para discutir de verdad una carga tributaria más justa y progresiva, no hay ánimo en el gobierno y la derecha.  

En pensiones, el gobierno insistirá en el proyecto que se encuentra en el Senado, donde un ente estatal se hace cargo de administrar el 6% de cotización adicional bajo la lógica de cuentas individuales y seguros específicos. Piñera habla de “cambio estructural”, pero la retórica no aguanta todo. No se toca a las AFP ni la estructura individualista del sistema.  

Como si fuera poco, la UDI propone vender TVN y más encima, privatizar CODELCO. Y cuando el país comienza a discutir una nueva Constitución, proponen reducir el número de parlamentarios, reflotando la única propuesta constitucional del gobierno pre-estallido. 

¿La primera medida del Ministro Víctor Pérez? Orden público y represión en la Araucanía.  

El gobierno se atrinchera en la derecha. No hay espacio político ni orden interno para avanzar en nuevas propuestas. La cuenta que sacan es cruda pero cierta: mejor refugiarse en el tercio de los votos y resistir desde ahí los cambios que demanda la ciudadanía.

Más del autor

Oasis de aniversario

“El oasis está de aniversario. En su nombre, se conmemora la falta de conocimiento de la realidad chilena.”

¿Todos a votar?

Lo que se debió haber hecho hace tiempo era implementar un mecanismo de votación remota como se hace en muchos otros países. Puede tratarse de votación anticipada (donde en las semanas previas al día de la elección se habilitan locales temporales de votación) o bien votación por correo (donde la persona solicita el voto a través del correo postal y lo devuelve por esa misma vía).

Mario Desbande

¿Hay estrategia en Desbordes o lo suyo es puro olfato político? ¿Hay proyecto verdadero o esto no es más que subirse al carro de las causas populares? ¿Hay gente, hay equipos, hay economistas, hay juristas, o solo hay candidatos en el territorio que buscan un buen paraguas para competir?

Más para leer

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!