Miguel Yaksic

Miguel Yaksic

Licenciado en filosofía y teología y máster en ética social. Desde diversas veredas ha estado vinculado a lo político y la ética pública. Ha trabajado en la formación de trabajadores, en la promoción de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas, en el desarrollo de competencias interculturales, en consultoría y docencia universitaria. Actualmente trabaja en el Consejo para la Transparencia y es profesor adjunto de la Escuela de Gobierno UC.

Despolitización y descontento

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Los resultados de la CEP son duros para la actividad política y para las autoridades. El 6% de aprobación para el presidente es el más bajo registrado. Pero peor es la evaluación de los parlamentarios y de los partidos políticos. La desconfianza es absoluta.

Creo que hay tres fenómenos que ayudan a explicar la mala evaluación de las instituciones públicas y de las autoridades. Dos buenos y uno malo. 

  1. Mayor educación

Primero los buenos.  ¿Por qué si Chile es más rico y educado que nunca estamos más descontentos y enojados? Porque más educados somos más conscientes de lo que no tenemos. Somos capaces de entender y elaborar los abusos. Un gran ejemplo que ilustra este fenómeno es lo que sucedió hace un año en el lago Ranco con el señor que echó a unas mujeres de una playa que decía que era de su propiedad. Estoy seguro de que, hace diez años esas mujeres, al ser echadas de una playa supuestamente privada, se habrían ido sumisas y calladas. Hoy con mayor educación, con mayor conciencia de los abusos, iniciado ya el camino de deconstrucción patriarcal y con el arma de la información instantánea que es el teléfono celular ellas conocían la ley y enfrentaron con claridad al señor abusador. O sea, cuestiones que antes eran conductas maltratadoras naturalizadas y no cuestionadas hoy son develadas y enfrentadas. Recuerdo cuando hace varios años escuché a un señor empresario agrícola decir: -“hasta el ’94, que sacaron esa maldita ley indígena, todos vivíamos felices y en paz en la Araucanía. Mire cómo estamos ahora”. ¿Es razonable pensar que hoy hay más abusos que antes?

2. Acceso a la información.

Hoy tenemos un acceso a la información pública y privada que antes nunca habíamos tenido. Hemos corrido el tupido velo en las instituciones públicas y podemos ver cómo se toman las decisiones, cómo se gastan las platas, cómo se hacen las compras públicas y cómo se contrata a las personas. Gracias a la ley de transparencia hoy sabemos mejor que nunca qué pasa al interior del Estado yq qué pasa con los recursos que son de todos. Lo que sucede es que no siempre nos gusta lo que hemos comenzado a ver cuando hemos corrido el velo ¿Hay más corrupción y falta de integridad ahora que antes? Por supuesto que no. Solo que hoy sabemos lo que pasa.

3. Despolitización

Finalmente, el malo. El 72% de los encuestados por la CEP no se identifica con ninguna posición política. Esa cifra andaba bajo el 50% hasta 2010. Ese número muestra una profunda desafección con la política y un desmoronamiento de la fe pública. La Encuesta Nacional de Transparencia 2019 exhibe unos resultados que cruzándolos muestran algo interesante. Que los que peor evaluación hacen de la política, los que más desconfían, los que piensan que hay más corrupción son las personas que no muestran preferencias políticas. En cambio, los que sí muestran preferencias políticas, mejor evaluación hacen. Es un resultado interesante porque muestra que las personas con más interés político son las que más conocen los avances que ha venido haciendo el Estado en modernización, políticas sociales, transparencia y probidad. Y, por lo tanto, son las que tienen percepciones más positivas.  Es decir, a mayor politización, mayor conocimiento de los avances del Estado y mejor evaluación de la actividad política y de las instituciones.

En este sentido, los nuevos cursos de formación ciudadana que se comenzarán a impartir desde marzo en la educación media son una buena noticia. Hay un desafío mayor en educación cívica y en participación ciudadana.

¿Por qué los índices de confianza son cada vez más bajos si hoy contamos con un robusto sistema de integridad en el Estado? Es una pregunta clave y que requiere de buenas respuestas. La ley que crea la Alta Dirección Pública, la ley que regula las compras públicas, la ley de transparencia, la ley de participación, la ley del lobby, la ley de declaración de intereses y patrimonio y la -por venir- ley de modernización del Estado son enormes avances que hacen que las instituciones públicas sean más robustas, eficientes y transparentes.

Hay algo injusto en la mala evaluación de lo público. Porque lo público está mejor que antes. Pero capaz que desarrollando estrategias de formación y participación ciudadana y favoreciendo el conocimiento de los avances del Estado mejore la confianza en las instituciones, la evaluación de las figuras políticas y se fortalezca la democracia.

Más del autor

Chile Versionado: Canciones para un 18 en la casa

La playlist con estas recomendaciones quedó lista en Spotify y está abierta. Es cosa de buscarla. Se llama “Chile Versionado”. Usted podrá añadir otras canciones, si le baja el entusiasmo patrio.

Compasión y Política

“Una de las emociones más complejas y características de la condición humana es la compasión. Se trata ciertamente de algo que puede ser enseñado y aprendido. Y no solo de algo con lo que venimos o no equipados por default. Podemos ser educados en comprender los problemas y sufrimientos de otras personas, si somos capaces de descubrir y develar los sesgos en los que vivimos.”

Más para leer

Chile renace: Apruebo triunfa con un 77%

El triunfo es inapelable, potente y claro, el pueblo de Chile habló y con un porcentaje importante de participación dijo que quiere iniciar el camino hacia una Nueva Constitución, una casa de todos y todas.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!