Laura Gallardo

Laura Gallardo

Laura es de la U: su *alma mater* es la U y es, orgullosamente, profe de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. También y, a pesar de todo, es de la U desde mucho antes que las S.A, más bien desde los pretéritos clásicos universitarios. Científicamente le ocupan los impactos humanos sobre el Sistema Climático y los cambios paradigmáticos por los que debe atravesar el mundo y la ciencia. Esto último viene de su otra influencia: la U de Estocolmo donde se formó como investigadora.

Entre k-pop y Maxwell Smart: zopenco

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

En estos tiempos circulan muchas noticias falsas y también, lisa y llanamente, muchas tonteras. Por ejemplo, teorías conspirativas basadas en ideas locas y afiebradas del supuesto uso de la ciencia de los datos dinámicos (“big data”) aplicado a las mentadas redes sociales. Y no, no me refiero a la manipulación de elecciones presidenciales o similares. Como [email protected], me refiero al rol del k-pop en el “estallido social”. ¿Qué aprenderán los antropólogos, sociólogos, politólogos y psicólogos sociales del estallido de memes ridiculizando lo absurdo ab initio? ¿Será nuestra tendencia a superar la depresión a punta de chistes de humor negro? ¿Será que algún grupo de k-pop viene al festival ese? ¿Será que Maxwell Smart consiguió un pituto en Chile?

Así como me acabo de enterar qué era el k-pop, debo indicar para las generaciones más jóvenes quién es Maxwell Smart. Él es el agente secreto número 86 de la agencia CONTROL, a cargo de contraespionaje. Junto a la agente 99 combaten a los “malos” con medios hipertecnológicos y secretos que generalmente no funcionaban, pero gracias a la agudeza de 99 y la casualidad, siempre vencían. Pero tranquilidad: era una serie de televisión estadounidense entre 1965 y 1970. Una parodia casi subversiva en plena guerra fría. Si hasta se pueden querer ver elementos del movimiento feminista de entonces. Hay una película de 2008 que revivió la serie. En cualquier caso, la serie televisiva era sólo eso, un programa de televisión, hecho sobre fantasías, sin financiamiento del erario nacional y nada más. A mí me gustaba porque 99 era “seca” y aún ocupo la referencia al cono del silencio.

Resulta jocoso, por un rato, ver los muchos memes y leer los comentarios agudos que nos despiertan sonrisas frente a los “informes de inteligencia”. Pero la verdad es triste constatar la ausencia abismante de inteligencia en la inteligencia y la presencia exuberante de la tontera en la tontera. Y todo pagado con el erario nacional. Ojalá en este caso hubiera existido el cono del silencio o quizás más bien de la vergüenza. Pero no, sólo un chiste patético difundido por doquier a través de redes sociales. Y lo triste y lo patético empalidecen frente a la brutalidad de “ocupar la ocupación”, atropellar intencionadamente a las personas y esgrimir sinrazones zopencas.

Más del autor

Una “suequedad” necesaria: Folkhemmet

Viví en Suecia por diez años y aún tengo muchos lazos fuertes con ese país remoto del norte, entre otros su exótico idioma. Uno de mis hermanos dice que me resultó muy fácil adaptarme a Suecia y aprender sueco porque siempre me salió natural “hacerme la sueca”. La verdad, aún me cuesta hacerme la sueca lo suficiente, dice mi psiquiatra.

Entre mentiras y silencios perdidos: porfiar con la alegría

Y nos dirán que no es práctico, que no sirve, que no estamos viendo la realidad, que somos tontos, que no sabemos, que…. Y esas peroratas infinitas que siempre dicen, pero hay que porfiar con la alegría. Y a la alegría, ya sabemos, hay que defenderla, como decía Benedetti, aún de la alegría.

Se me muere un poco la ideología

“Un colega compartió un texto, de Quino supuestamente (¡poco me importa si no, igual es bueno!), que tocaba lo bueno que sería que la vida transcurriera al revés. Así, dice, superaríamos la pena de la muerte de una vez y terminaríamos yéndonos de la vida en un orgasmo.”

Más para leer

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!