Recomendados

Recomendados

Felipe Harboe, en El Mercurio: “Es hora de que la centroizquierda levante orgullosa las banderas de un proyecto socialdemócrata”

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Entrevista de Catalina Aninat // Publicado en El Mercurio.

Tanto en el oficialismo como en la oposición, que el alcalde de Las Condes Joaquín Lavín (UDI) se declarara un socialdemócrata causó molestias.

Según un análisis que hace el senador PPD Felipe Harboe, esto se debe a un discurso para conquistar un centro político, espacio que -admite- ha dejado vacío su sector, la centroizquierda.

Además el legislador asegura que ‘no ha descartado’ aventurarse en la carrera presidencial.

-¿Le calza la autodefinición de socialdemócrata que realizó Lavín?

-La socialdemocracia es una forma de ver la vida, de concebir el desarrollo de las instituciones y de la vida en sociedad, es una forma de organizar a la sociedad y de cómo se aspira a lograr valores como mayor nivel de igualdad. Una persona que trabajó muy activamente en un gobierno militar, que sentó las bases de un modelo completamente neoliberal, está planteando un discurso para conquistar el centro político, pero en la vida hay que tener ciertos elementos básicos de coherencia. El derecho a cambiar siempre está, pero me parece que es bueno que frente a una campaña presidencial se planteen las ideas por convicción y no por conveniencia.

-¿Cree que sus dichos tienen algo de populista, como dijo la alcaldesa de Providencia Evelyn Matthei, también UDI?

-Viniendo de Lavín, me da la impresión que sí, porque está levantando un discurso para conquistar un público que le es naturalmente esquivo, con una bandera que no le pertenece y en la cual no ha creído nunca.

-¿Considera que el alcalde UDI puede terminar consiguiendo esos votos de centro?

-Esto va a depender del escenario electoral, porque si se empieza a instalar la idea de que los competidores son un candidato del Partido Comunista (Daniel Jadue) o del Frente Amplio, por un lado, y Lavín, por el otro, evidentemente el mundo del centro político va a tener que optar por dos extremos. Entonces, es hora de que, de una vez por todas, la centroizquierda levante orgullosa las banderas de un proyecto socialdemócrata, legítimamente socialdemócrata, que busque mayor nivel de igualdad, pero que entienda que el respeto a las reglas del juego, a la estabilidad democrática, es fundamental.

-¿La oposición ha dejado algún espacio vacío para que Lavín pueda disputar ese centro? ¿Hace alguna autocrítica al respecto?

-Más allá de las causas del vacío, y de los responsables del mismo, mirando hacia adelante hay un grado de responsabilidad en la centroizquierda, esa que cree en la gradualidad de los cambios pero audaces. Tenemos que levantar esas banderas, porque hay un conjunto de gente que no es militante que aspira a que el debate no sea polarizado en este país, sino que haya un gran liderazgo en la centroizquierda que le plantee los cambios necesarios, pero garantizando gobernabilidad.

-¿Reconoce que se dejó un vacío entonces?

-Efectivamente. Lo que ha ido ocurriendo es que más allá de que hemos ido influyendo en ciertas decisiones e incorporando elementos de nuestra visión, no hemos sido capaces de visibilizar para explicar a la gente los cambios que hemos logrado. El solo hecho de aumentar en casi 600 mil los beneficiarios del bono Covid en su oportunidad o mejorar considerablemente las condiciones del seguro de desempleo o incorporar un elemento de solidaridad relevante en pensiones, son cosas con una visión socialdemócrata que tenemos que empezar a levantar como elementos.

-Y en ese sentido, ¿cómo evalúa la unidad de la oposición para enfrentar ese desafío?

-Es evidente que tenemos varias oposiciones y necesitamos que se vayan instalando identidades, porque hay diferentes proyectos políticos, todos muy legítimos, pero hoy de cara a lo que ha ocurrido y al mal legado que va a dejar la derecha en el Gobierno, tenemos una tremenda responsabilidad, que es tratar de construir una mayoría que alcance para lograr el Gobierno, pero a la vez que garantice gobernabilidad. El próximo Presidente de la República va ser un presidente de transición, de la transición social e institucional,

-¿Hay alguna figura de la oposición preparada para liderar esa transición?

-Hay muchas figuras que hoy están disponibles y eso es muy importante. Ahora, me preocupa que en general, cada vez que se levanta una figura en la oposición, hay un grupo destinado a destruirla. Hay que recuperar la estética del lenguaje y debatir sobre la base de las ideas y no sobre la base de las personas. Se va a requerir de mucha generosidad, Chile necesita ponerse de pie y eso la derecha no lo garantiza.

-En su partido, Heraldo Muñoz dijo que no puede descartar un desafío presidencial.¿Qué le parece esa alternativa?

-Creo que todas las personas que tengan disposición a darle gobernabilidad al país, bienvenidas sean. Mi percepción es que eso debiera definirse en elecciones primarias. Todas las personas que quieran es muy legítimo que lo manifiesten.

-¿A usted le interesaría ser candidato?

-No lo he descartado, pero creo que hoy mi preocupación principal es 100% la recuperación social y económica del país. No estoy preocupado por las candidaturas, estoy preocupado exclusivamente de ser útil y ayudar en eso.

-¿Es momento de que los partidos se preocupen de posicionar sus figuras?

-Más bien sería partidario de que se empezara a ver un programa que permita levantar a Chile. Empezar a trabajar técnicamente programas que el próximo presidente o presidenta pueda implementar. Las figuras después.

-¿Después cuándo?

-Después del plebiscito, espero yo. El plebiscito es un elemento de unidad, hay que levantar la épica y explicarle a la ciudadanía que el 25 de octubre puede ser la elección más importante que se haya tomado en democracia. Hay que tomar esto con mucha fuerza y dejar las legítimas aspiraciones postergadas hasta que tengamos ojala un gran triunfo del Apruebo y la Convención Constituyente.

Más del autor

Más para leer

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!