Radomiro

Radomiro

¿Funar a los que funan?

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Alertar sobre el deterioro del debate público es ya un lugar común que parece a nadie sorprende y, por lo mismo, ya nadie escucha. Pero sigue habiendo una diferencia significativa entre la mediocridad, el populismo, la estupidez o la frivolidad, por una parte; y la violencia intolerante, tanto verbal o física, por la otra.

Ya no basta con sólo declarativamente condenar estos hechos, más cuando incluso los hemos alentado por nuestras acciones u omisiones. Somos cómplices de todo lo que está ocurriendo cuando callamos o simplemente reprochamos desde la comodidad de no haber sido una víctima, pero también cuando compelidos por el miedo a romper con lo políticamente correcto o a enfrentar a otro, no estamos dispuestos a denunciar a todos aquellos que directa o indirectamente han instigado esto.

En muchos casos, sabemos quienes son. Son aquellos que se refieren a sus adversarios como enemigos, los que tratan de traidores a quienes votan de manera diferente, los poseedores de la verdad que desacreditan de legitimidad moral del que piensa distinto, los que han callado siempre cuando la violencia se ejerce por sus aliados o para imponer sus ideas, los que les parece normal que las personas se tengan que humillar para poder circular por las calles; en fin, todos aquellos que han inspirado o legitimado que un puñado de exaltados agreda cobardemente a otro ciudadano o autoridad.

Pero no nos convertirán en ellos. Nuestra peor derrota sería ceder a nuestras convicciones democráticas y civilizatorias para, presas de la rabia y la intolerancia, hacer con ellos aquello que moral y políticamente tanto despreciamos. No habrá agresiones, insultos o funas para ellos, pero si debemos ser categóricos en la defensa de la democracia, denunciando y aislando a todos aquellos que no creen en ella, y mostrando esa radical templanza que da la convicción de que no hay más fuerza que la que importan los propios argumentos.

Más del autor

La derecha de siempre

La derecha que ha pontificado durante más de un año con la violencia, el populismo y los sectores más reaccionarios, no tuvo ninguna duda de optar por el peligroso pragmatismo que no aísla a los violentos y populistas.

Nombres razonables

Aislar a los fanáticos, a quienes creen que todo se justifica, será una necesidad para una conversación serena. Será un deber de todos quienes debamos elegir a los constituyentes en abril próximo, por ende, el llamado es a elegir mujeres y hombres con capacidad de dudar, de dejarse convencer por el otro, por enfrentar y escuchar seduciéndose por un argumento contrario sobre el tipo el tipo de país que debemos acordar.

Cambia todo cambia: Eutanasia

Para quienes creen que Chile nació ayer hay que recordar que para que hoy discutamos estos temas sin chantajes de Iglesias o de grupos de presión, hay que observar lo difícil que fue para los Gobiernos de la Concertación y la Nueva Mayoría llevar adelante estas discusiones.

Más para leer

Sr. Presidente, no es lamento científico: es probidad e independencia.

Al parecer, Sr. Presidente, tenemos un problema ideológico. Y no me refiero solamente a eso de izquierdas y derechas. Me refiero a que yo aprecio la ciencia como bien público, de los comunes dirían algunos. Una ciencia al servicio de todes, no de intereses particulares. Una ciencia hecha por todes quienes tengan el talento y puedan formarse. A veces por curiosidad, muchas otras veces con curiosidad que se gatilla porque el tema es prioritario.

Paula Escobar en La Tercera: Gambito de Dama

Si Narváez logra perseverar en esa narrativa de futuro, hacer y “ser” simbólicamente esa síntesis entre lo que enorgullece y lo que avergüenza de nuestra historia posdictadura, y transforma eso en un proyecto serio y contundente, le podría devolver el éxito electoral a la centroizquierda.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!