Gabriel Alemparte

Gabriel Alemparte

Abogado, Master en Ciencia Política. Fue jefe del Gabinete del Ministerio de Obras Públicas entre 2014-2018. Administrador Municipal, Director Jurídico y Director de Desarrollo Comunitario de los Municipios de Maipú y Providencia. Ha sido asesor de los Ministros de Justicia y del Ministerio de Transportes. Becario de la Fundación K. Adenauer. Es Consejero de la Fundación Vicente Huidobro. Actualmente se desempeña como consultor de empresas en AlemparteVillanueva Abogados.

Gracias Mark

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Gabriel Alemparte nos sumerge en la historia detrás de las notas de Mark Knopfler.

Más del autor

Jaque

Habrá que ver si logra sortear esta jugada de alta complejidad, más para un Presidente que hace mucho viene transitando en la cornisa del descrédito y la falta de afección ciudadana, tratando de mover piezas, anticipándose y recuperando de lo que ya parece todo perdido, o si, por el contrario veremos un jaque mate inédito desde el retorno a la democracia.

La derecha chilena y la llamada “miseria ideológica”

La derecha -condenada por la imposición de un modelo en un momento de excepción- aún no entiende, cuarenta años después, la liberalización de la sociedad, más allá del mercado. Todavía, no es capaz de comprender que el verdadero problema que la aqueja, no es de la falta de un espacio de marketing –que vaya que los tienen- o de fuerza para la transmisión de sus ideas.

¡No se puede abrir!

Lo que el Presidente hizo representa de una manera patente el problema de legitimidad de la elite chilena, su accionar no lidera con el ejemplo.

Más para leer

Castillo de Naipes

La sesión del pasado martes 8 de julio en la Cámara de Diputados pasará a la historia como una de las sesiones más cruentas de las que se tenga memoria en contra de un gobierno. Ni las propuestas ni la lealtad ni la disciplina, lograron alinear a los diputados oficialistas en torno a las propuestas de su propio gobierno. Ese día en esa sala, el piñerismo se derrumbó como castillo de naipes.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!