Laura Gallardo

Laura Gallardo

Laura es de la U: su *alma mater* es la U y es, orgullosamente, profe de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. También y, a pesar de todo, es de la U desde mucho antes que las S.A, más bien desde los pretéritos clásicos universitarios. Científicamente le ocupan los impactos humanos sobre el Sistema Climático y los cambios paradigmáticos por los que debe atravesar el mundo y la ciencia. Esto último viene de su otra influencia: la U de Estocolmo donde se formó como investigadora.

Las pruebas de selección y el para qué

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

El tema de la semana: el boicot, la represión, el para qué, el cómo, el cuándo y … de la Prueba de Selección Universitaria (PSU).  Y, extrañamente o quizás casualmente, la entrega del asesino de Chanfreau, el abuelo. También la batalla de Pudahuel y los koalas y canguros con sus patas quemadas y su piel chamuscada (los que han tenido suerte). Y entre medio, reaparece el proyecto de Ley de Cambio Climático y la posibilidad de una ley que “regule” el derecho a reunión.

Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión. Pero cada opinante ha de decir algo respecto de la PSU. A menudo se habla del “derecho a la educación”. Supongo que a la superior y universitaria: no vaya alguien a pensar en técnicos o trabajadores especializados en oficios o servicios. Mejor pensar en el triunfo falso de alcanzar un título de ingeniero en universidades de papel sin ingeniería ni técnica, sólo un cartón para la frustración y la deuda. Algo que el mentado mercado no ha logrado corregir y cuyos réditos han financiado quizás qué: el negocio de la educación, después de todo, ha cruzado credos e ideologías.  Una vez más se ha visto la segregación y la inequidad que ahoga a este país. Los resultados previsibles e insuficientes para universidades de verdad y las alteraciones del orden están nuevamente colocalizados. Hay quienes parecen sorprenderse, otra vez, por algo diagnosticado hace tiempo. Pero el enemigo a combatir resulta no ser la inequidad o la mala educación –que por cierto es más democrática pues afecta a todes– sino que jovenzuel@s, concedo, a menudo furios@s y violent@s. Uno de ellos nieto del Chanfreau asesinado por agentes del Estado. Por supuesto, nadie discute que no se necesitan ingenier@s para rellenar planillas de cálculo o hacer llamados insistentes desde centros de llamado.

Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión. Y las nuevas contrataciones del fútbol (demás está decir masculino) y la amenaza de guerra en Irán. Y el “especialista” en cuestiones internacionales sigue confundiendo a árabes y persas porque hay shiitas y sunitas y ….en fin, son moros, todos.

Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión. Y el humo de Australia, la isla continente nos vuelve las tardes rojizas. Y el río y la laguna están virtualmente secos por la sequía y por el uso abusivo del agua y se rematan “derechos de agua”. Todo muy legal y conforme a la Constitución. Y de pronto la aritmética parlamentaria hace que 12 sea más que 24.

Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión. Y la derecha vuelve a decir que no estamos preparados para el plebiscito. Y que el “derecho a reunión” debe ser regulado de acuerdo con los tiempos. No así el derecho de las mujeres a su cuerpo que sigue requiriendo de la tutela patriarcal para prestarse para la reproducción de castas.

Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión. Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión. Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión.

No será fácil mantener la calma para decir apruebo y queremos una Asamblea Constituyente con paridad de género, representación de pueblos originarios e independientes. No será fácil transformarse en profesional o científic@ del siglo XXI donde la tecnología y las humanidades se aprendan contextualizadas, contrastadas, diversas, no confesionales. Moviéndose, movilizándose, cambiando, pensando, soñando…viviendo… Todo parece una prueba de comprensión de lectura donde los textos están incompletos, implícitos o tácitos. Pero la lectura está acompañada de imágenes repetidas y que saturan la comprensión.

Más del autor

¿El futuro?: una cuestión de porfía buena

Supongo que día a día hago eco del optimismo porfiado en el contexto de cambio climático y en el contexto, por ejemplo, de nuestra nueva constitución. Con ese convencimiento voté apruebo y convención constitucional. Con esas ganas profundas trato de transmitir a la generación de nuevos profesionales y científicos la capacidad de maravillarse ante las complejidades de este mundo perturbado por nuestras malas decisiones y proveerles las herramientas de análisis y síntesis para que piensen, creen, cuestionen, propongan, argumenten y sustenten los nuevos paradigmas de las ciencias, de los quehaceres y los quereres.

Celebrando 178 años de la U

Si hay algo que caracteriza a la U es la pluralidad. Por sus aulas y pasillos se escuchan todas las opiniones y, a menudo, se debe ejercitar el respeto a la diferencia. Hay días en que eso requiere mucho esfuerzo. En otros días, se hace más fácil. Siempre, de la contraposición de ideas (no de mentiras) y el diálogo emergen mejores ideas y se afinan los argumentos. No todas las opiniones derivan de sesudos análisis y fundamentos filosóficos. A veces, las opiniones son gritos de esperanza y sueños de gente joven, llena de pasión.

Una “suequedad” necesaria: Folkhemmet

Viví en Suecia por diez años y aún tengo muchos lazos fuertes con ese país remoto del norte, entre otros su exótico idioma. Uno de mis hermanos dice que me resultó muy fácil adaptarme a Suecia y aprender sueco porque siempre me salió natural “hacerme la sueca”. La verdad, aún me cuesta hacerme la sueca lo suficiente, dice mi psiquiatra.

Más para leer

Artículo de El País: “Kamala Harris: del ‘black power’ a la Casa Blanca”

Hija de india y jamaicano, Kamala Harris se crio en los ambientes del black power de la bahía de San Francisco. Pronto sintió el deseo de una vida política trepidante. No defraudó a nadie: fiscal de distrito, fiscal del Estado, senadora, candidata presidencial… y hoy primera vicepresidenta en la historia de Estados Unidos. ¿Se detendrá ahí? Nadie lo cree.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!