Laura Gallardo

Laura Gallardo

Laura es de la U: su *alma mater* es la U y es, orgullosamente, profe de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. También y, a pesar de todo, es de la U desde mucho antes que las S.A, más bien desde los pretéritos clásicos universitarios. Científicamente le ocupan los impactos humanos sobre el Sistema Climático y los cambios paradigmáticos por los que debe atravesar el mundo y la ciencia. Esto último viene de su otra influencia: la U de Estocolmo donde se formó como investigadora.

Los quiltros

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Acabo de ver “Los Reyes”. Un documental sobre el diario vivir de dos quiltros chilensis, entre skaters en el Parque de los Reyes. A mis ojos, una mirada de la marginalidad. De unos y otros. Los perros y su frío y sus juegos y sus tantas garrapatas. Los jóvenes y su droga, su violencia, su risa. Se cruzan imágenes de trabajadores municipales, muchos de ellos provenientes de Haití. De edificios “modernos”, aspiracionales para la clase media emergente. También un par de burros extemporáneos. Se ve un show con integración circense de skaters. En fin, la misma marginalidad que luego se expresa o se encauza en barricadas y esa otra violencia en los bordes de las manifestaciones. Esa otra violencia que parece sorprender a tantos y que constituye el menester principal del gobierno para poder retomar “la senda del crecimiento”.

Quizás debieran mostrar este documental en La Moneda y el Congreso. No sé si habrá una versión 3-D, con realidad virtual. Quizás eso sirva para darle más amplitud y profundidad a la política institucional. Y como decía la canción, “y verías la vida tal como es”. Al menos un acercamiento a la realidad, esa con pasta base y garrapatas. Pero también esa que contiene algunos sueños, juegos y reflexiones, parte de los cuales la nueva constitución debiera ser capaz de recoger. Al menos el derecho a soñar y opinar.

No se ve muy claro todavía que el proceso logre ser tan legítimo como debiera. A todas luces, hay sectores que no se abren a la paridad de género o la participación de independientes. ¡Qué manera más tonta de suicidarse políticamente! Tenían una rendija para re-validar partidos como instrumentos ciudadanos pero les da miedo y prefieren dejar la política a los “profesionales”. ¿Y así quieren defender la institucionalidad democrática? De la Derecha no me sorprende, es perfectamente coherente con su tradición de democracias tuteladas. Pero de gente que se dice progresista o siquiera solidaria. Hay una plaga de garrapatas parásitas en una democracia que da signos de enfermedad. Habrá que preocuparse de desparasitarla y limpiar el territorio. A más de 40 días del 18 de Octubre, sigue juntándose mucha ciudadanía para iniciar el proceso, quiéranlo o no. Dice mucho de Chile el hecho que el mayor superhéroe y símbolo de todo sea un quiltro, el mentado Matapacos.

Más del autor

Una “suequedad” necesaria: Folkhemmet

Viví en Suecia por diez años y aún tengo muchos lazos fuertes con ese país remoto del norte, entre otros su exótico idioma. Uno de mis hermanos dice que me resultó muy fácil adaptarme a Suecia y aprender sueco porque siempre me salió natural “hacerme la sueca”. La verdad, aún me cuesta hacerme la sueca lo suficiente, dice mi psiquiatra.

Entre mentiras y silencios perdidos: porfiar con la alegría

Y nos dirán que no es práctico, que no sirve, que no estamos viendo la realidad, que somos tontos, que no sabemos, que…. Y esas peroratas infinitas que siempre dicen, pero hay que porfiar con la alegría. Y a la alegría, ya sabemos, hay que defenderla, como decía Benedetti, aún de la alegría.

Se me muere un poco la ideología

“Un colega compartió un texto, de Quino supuestamente (¡poco me importa si no, igual es bueno!), que tocaba lo bueno que sería que la vida transcurriera al revés. Así, dice, superaríamos la pena de la muerte de una vez y terminaríamos yéndonos de la vida en un orgasmo.”

Más para leer

La porfía de la dignidad

Uno de los principales hallazgos fue que, junto con el derecho a un salario justo y oportuno (reivindicación histórica que de hecho da origen a la existencia de los sindicatos), se mencionaba fuertemente como demanda el derecho de las y los trabajadores a recibir un trato digno.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!