Alejandra Jorquera

Alejandra Jorquera

Muy malcriada y muy fóbica. Sobrina no reconocida de Radomiro

No quiero

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

No quiero:

Normalizar las muertes como una cifra que se informa y acumula.

Que vuelvan las torturas de manos de agentes del Estado en centros clandestinos.

Toque de queda, ni militares paseándose impunes por las calles disparando.

Helicópteros de guerra sobrevolando las cabezas.

Detenciones masivas sin que se sepa dónde están los detenidos.

Un ministro del Interior que le habla al país como si las fuerzas de orden no dependieran de él y se niega a asumir su responsabilidad.

Un Presidente que aunque haya pedido perdón el martes, el sábado le hizo un guiño a la Doctrina de Seguridad Nacional y nos habló de “guerra” y de “enemigos internos”.

Una vocera que trata de cambiar el tono demasiado tarde porque también se vistió de guerra estos años.

Ver vecinos con chaquetas amarillas y palos preparándose para defender sus casas.

Una izquierda timorata que no para de dar vueltas sobre sí misma sin saber qué decir.

Medios de comunicación pauteados desde los intereses de sus dueños.

Leer papers inútiles en los que cada uno analiza y pontifica desde su poltrona repleta de PHDs.

Columnistas y opinólogos como yo, que vamos a las radios y a la tele, sabiendo que no sabemos nada.

Seguir diciendo que “Chile despertó”, en circunstancias que los que estábamos dormidos éramos nosotros.

Empresarios que nos hablan de la filantropía y una primera dama que cree que Chile fue invadido por alienígenas.

La corrección política de los dirigentes que no se atreven a decir ¡BASTA! porque están más preocupados de ver cómo salen de esto llevando alguna ganancia a sus ranchos.

Un gobierno inepto que nunca entendió –y sigue sin entender- que su frivolidad se convirtió en cachetadas y escupos.

Seguir escuchando llamados a la unidad cuando sabemos que esa es una falacia que solo sirve para la cuña barata.

Retóricas como la mía que critican sin saber qué ofrecer.

Retóricas como la tuya, la de él y ella que, tampoco tienen idea qué proponer.

Continuar haciendo mi pequeña revolución burguesa desde las redes sociales como si eso contribuyera en algo.

Creer que entiendo la necesidad de los necesitados, cuando tengo isapre, el refrigerador lleno y no sufro angustias para llegar a fin de mes.

Suponer que tengo certezas cuando estoy llena de dudas.

Son tiempos de Fado más que de Bossa Nova. Son tiempos en que duele más la herida que la cicatriz. Ojalá que nos siga doliendo a los que parece que a veces no nos duele nada.

Más para leer

Mantener los ingresos de los hogares chilenos

En simultáneo a las medidas sanitarias es necesario mantener los ingresos de los hogares chilenos y la sobrevivencia de muchas empresas, principalmente medinas y pequeñas.

Todos somos todos

La experiencia de Italia y España nos evidenció que dichos países perdieron el partido en los primeros 5 minutos. Quizás por eso que resulta tan incomprensible el numerito del Presidente de la República con su foto en la zona cero de los incidentes con motivo del 18/10.

Virus peligroso

Hay una estrategia sanitaria para enfrentar el COVID19, lo que no hay una estrategia política para enfrentar la crisis económica y social que este acarreará.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!