Laura Gallardo

Laura Gallardo

Laura es de la U: su *alma mater* es la U y es, orgullosamente, profe de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. También y, a pesar de todo, es de la U desde mucho antes que las S.A, más bien desde los pretéritos clásicos universitarios. Científicamente le ocupan los impactos humanos sobre el Sistema Climático y los cambios paradigmáticos por los que debe atravesar el mundo y la ciencia. Esto último viene de su otra influencia: la U de Estocolmo donde se formó como investigadora.

Pare, mire y escuche

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Hoy escuché, cada vez con menos asombro, debo decir, que el presidente quiere una ley que permita a las fuerzas de la defensa actuar como fuerzas policiales sin tener que declarar un estado de excepción.  O sea, ¿actuar como durante un estado de excepción, pero sin declararlo? Todo so excusa de la paz y el orden público, para proteger “la propiedad y los derechos humanos”, esto último parece que en ese orden. No entiendo: ¿una excepción que es, pero no parece o una que parece, pero no es? Por otro lado, ¿acaso la defensa no es para enemigos externos? La historia reciente de Chile tiene demasiadas heridas como para insistir en la estrategia de la guerra contra la “enemigos internos”, entonces el “cáncer marxista”, ahora qué, ¿los vándalos financiados por los narcotraficantes?  Por favor, señor ¡recapacite! Como decía el carabinero amigo en su camino, ¿se acuerda?: pare, mire y escuche.

Soy de la generación y el estrato social para quien ir a la escuela del barrio era connatural. Mi mamá me decía que, si me llegaba a perder en el camino a casa, me debía acercar a un carabinero para pedirle ayuda. Y no hace tanto, se podía ver a Carabineros en recónditos lugares de Chile prestando ayuda, brindando un servicio a la sociedad. Otras veces me tocó verlos de punta en blanco custodiando autoridades, me atrevo a decir hasta con afecto. Seguramente hay en esa descripción un simplismo exagerado, pero sirve para el contrapunto. Pues, ahora, ni siquiera se les ve cuidando el tránsito. Se les ve transformados, más bien transfigurados en personajes de películas, en “tortugas ninja”, como sacados de caricaturas oscuras, tremendas, con armas, disparando a sus conciudadanos. También se les ha visto involucrados en sendas ligas de corrupción robando millones o asesinando por la espalda a jóvenes en la Araucanía. Y también se ve a muchos ciudadanos increpándolos, atacándolos verbal y físicamente, perdiéndoles el respeto. ¿Qué vamos a hacer sin “pacos amigos”? Más que carabineros de repuesto y pseudocarabineros que NO lo son, pareciera mejor invertir en un aparato de orden, de investigación policial que pueda contar con el respeto, no el miedo, ciudadano. Algo se habló esta mañana de asesorías por policías de países europeos. No creo que eso sea conducente en un contexto de sordera frente a las observaciones múltiples y reiteradas comisiones de Derechos Humanos que acusan la misma brutalidad policial que tan fácilmente podemos ver en nuestras calles hoy, a veces hasta por la televisión abierta. ¿No lo ha visto?

Si de verdad se quiere recuperar la paz y el orden público, las acciones no parten ni terminan en fuerzas policiales ni leyes para normalizar la excepción. Hay que partir por el respeto, irrenunciablemente a los Derechos Humanos.

Más para leer

Mantener los ingresos de los hogares chilenos

En simultáneo a las medidas sanitarias es necesario mantener los ingresos de los hogares chilenos y la sobrevivencia de muchas empresas, principalmente medinas y pequeñas.

Todos somos todos

La experiencia de Italia y España nos evidenció que dichos países perdieron el partido en los primeros 5 minutos. Quizás por eso que resulta tan incomprensible el numerito del Presidente de la República con su foto en la zona cero de los incidentes con motivo del 18/10.

Virus peligroso

Hay una estrategia sanitaria para enfrentar el COVID19, lo que no hay una estrategia política para enfrentar la crisis económica y social que este acarreará.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!