Danae Mlynarz

Danae Mlynarz

Trabajadora Social y Cientista Política de la Pontifica Universidad Católica de Chile, Magíster en Política y Gobierno de FLACSO, con diplomados en Relacionamiento Comunitario en la Pontificia Universidad Católica de Chile y Dramaterapia en la Universidad de Chile. Actualmente es consultora y docente universitaria. Fue Gerenta del Proyecto Institucionalidad de Diálogo Territorial para Alianza Valor Minero (2017-2018), Jefa de la División de Cooperación Público-Privada en el Ministerio de Desarrollo Social (2014-2017) y ex Defensora Ciudadana (2006-2010). Concejala de la Comuna de Ñuñoa (2004 a 2008).

Participación Anticipada una oportunidad pérdida

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Cuando ingresó al Parlamento el proyecto denominado “Proyecto de Modernización del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental” en junio 2018 señalamos que la participación temprana es necesaria, pero tal como está planteada, resultaba insuficiente. Con las indicaciones que ingresó el ejecutivo al mismo proyecto en julio 2019 la participación anticipada desaparece de él. Como si se tratará del sillón de Don Otto en vez de buscar las condiciones para una participación equilibrada prefirieron sacarla del proyecto de cuajo.

Era necesario para mejorar la participación anticipada velar por las condiciones de desigualdad de los actores en el territorio y la relación con la comunidad de los proyectos de inversión que se desean instalar, los diálogos tempranos se dan en condiciones que no aseguran un desarrollo simétrico. Por tanto, es necesario que los procesos de diálogo se acompañen de mecanismos de habilitación; que el Estado tenga un rol garante; y que exista un proceso temprano para acordar en forma participativa en qué condiciones los proyectos de inversión serían compatibles con el territorio.

El diálogo temprano es indispensable para avanzar en construir lazos de confianza y que la comunidad contribuya con información valiosa del territorio para facilitar una adecuada identificación de impactos y análisis de medidas de mitigación y compensación. Esto permite que la comunidad incida en aspectos que pueden mejorar el proyecto, y en el diseño de una estrategia de inversión social pertinente y validada por los representantes locales. La participación anticipada es la que finalmente permite que la participación sea un proceso incidente y útil.

Hoy queda en evidencia una fatiga del diálogo. Si seguimos haciendo más de lo mismo solo agudizaremos las desconfianzas, malestares y frustraciones. Llegó el momento de avanzar a un diálogo con resultados.  Urge entonces modificar el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en lo referido a diálogo y participación ciudadana. Así como también separar las mitigaciones y compensaciones ambientales de la inversión social, los acuerdos voluntarios y los acuerdos de beneficios compartidos.

Se requieren diálogos robustos, con representantes preparados, información transparente y oportuna, con datos confiables y en un lenguaje comprensible. Instancias donde las conversaciones se orienten a acuerdos con una visión estratégica de desarrollo territorial que articule la inversión social con la pública. Esta oportunidad en cierta forma se pierde nuevamente al sacar la participación temprana del proyecto de ley.

Hoy observamos que los conflictos socioambientales aumentan y la desconfianza apremia, por lo que es necesario que la reforma al SEIA sea un instrumento legitimado socialmente y eficaz en términos de protección ambiental. Es necesario dar un rol central a la participación ciudadana incidente. Con una institucionalidad que dé garantías a todos los actores para avanzar hacia un desarrollo inclusivo y sostenible.

Más para leer

El aprendizaje más allá de zoom

La mayor parte de los 8 mil millones de personas que habitamos este planeta azul sobrevivirá el COVID-19. Ojalá la mayoría de ellos salgan más sabios y con ganas de cambiar el mundo.

El valor de la Libertad

Como muchos chilenos, llevo 17 días encerrado en mi casa –por favor permítaseme citar a Mandela guardando las exageradas proporciones de su encierro y el nuestro por éstos días- sin embargo, el valor es el mismo.

Rebelión municipal

En el estallido social, y ahora con el coronavirus, las alcaldesas y los alcaldes han asumido un papel relevante, adelantándose y muchas veces arrinconando a otras esferas políticas más tradicionales, partiendo por el gobierno y el parlamento.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!