Francisco Javier Diaz

Francisco Javier Diaz

Abogado y cientista político (U. de Chile, London School of Economics). Analista, columnista, ex-influencer y speechwriter profesional. Fue Subsecretario del Trabajo (2014-2018), ahora ejerce como abogado en materia laboral.

Te creo

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Si mi familia se enfermara de Coronavirus, llamaría a lzkia Siches y le preguntaría qué hacer.

El nivel de credibilidad que la presidenta del Colegio Médico ha acumulado en apenas dos semanas es notable. Su voz experta se contrapuso a la voz experta del gobierno, y salió ganando. Demostrando conocimiento, empatía, firmeza, y sobre todo, independencia frente al poder político o empresarial, la Doctora Siches –junto al Dr. Benucci, secretario nacional de la entidad—se ha posicionado como referente indiscutido para analizar las medidas que se proponen.

Al gobierno le ha costado la partida de la emergencia. Los casos comenzaban a apilarse y el gobierno inicialmente solo anunciaba protocolos. Se hacía más que razonable la suspensión de clases, y el Ministro peleaba por twitter. Nadie entendió por qué los malls, boutiques, cines o patios de comida siguen funcionando. ¿Las ferreterías son consideradas tiendas de primera necesidad? El Comité de Expertos de MINSAL fue desautorizado por la propia autoridad en pocas horas. Todo eso mientras que la credibilidad del Ministro sigue en sospecha ante la ciudadanía, con sus frases del mejor sistema de salud del mundo y las felicitaciones en los libros del Compín.

El Colegio Médico ha sido firme, pero prudente. Sabe que en estos momentos se deben seguir las directrices de la autoridad y así ha hecho el llamado. No cree en los salvadores espontáneos, sí en la respuesta institucional. No ha creado alarma, pero sí ha advertido que las medidas son aun insuficientes. Con una llamada, logró reunir a todos los partidos políticos para aplazar el plebiscito –algo que ni Blumel lograba. Y elegantemente ha desmentido al alcalde Jadue y a quienes buscan transformar la droga cubana Interferon como la salvadora de la humanidad.

Si tuviera que hablar de cómo aplicar medidas en los territorios, llamaría a los alcaldes.

Se han posicionado como genuinos representantes de la voz de los vecinos ante la autoridad lejana del gobierno central. Fueron cruciales a la primera hora del estallido social, al atisbar un cauce democrático a la rabia de aquellas semanas iniciales. Y si no es por ellos, en este episodio de Coronavirus, los niños todavía estarían en clases y el comercio funcionando como si nada.

El surgimiento de los alcaldes como actores políticos de nivel nacional no era algo lógico o esperable. La votación en elecciones municipales ha ido decreciendo incluso a mayor tasa que la elección presidencial. Los episodios más folclóricos de corrupción se habían dado precisamente en los municipios. Ahora han destacado probablemente gracias a la presencia de una nueva camada de ediles de alto poder comunicacional y capacidad de maniobra política, como por ejemplo, Germán Codina de Puente Alto, Jorge Sharp de Valparaíso, Claudio Castro de Renca y Claudia Pizarro de La Pintana.  

Si necesitara hablar de los derechos de las personas, llamaría a Patricia Muñoz, la Defensora de la Niñez. Ha destacado desde el estallido social emplazando sin tapujos a la autoridad política y policial. Para ella no hay “peros”: Al niño, niña o adolescente se le protege a todo evento, sin importar las circunstancias. En tiempos donde los políticos van a los matinales para abusar del “si bien es cierto, no es menos cierto”, Patricia Muñoz saca la voz sin miramientos.

Siches, Bernucci, Codina, Sharp, Castro, Pizarro, Muñoz, se erigen como figuras creíbles ante la ciudadanía, lamentablemente a costa de la autoridad elegida.

“I feel your pain” ya no es creíble en el mundo político tradicional, porque sencillamente, ya no lo sintieron.

Si el gobierno es astuto, debiera reclutar a esta nueva camada para enfrentar el desafío de política pública más grande de las últimas décadas, como será enfrentar la pandemia y sus secuelas sanitarias y económicas.

Más del autor

Oasis de aniversario

“El oasis está de aniversario. En su nombre, se conmemora la falta de conocimiento de la realidad chilena.”

¿Todos a votar?

Lo que se debió haber hecho hace tiempo era implementar un mecanismo de votación remota como se hace en muchos otros países. Puede tratarse de votación anticipada (donde en las semanas previas al día de la elección se habilitan locales temporales de votación) o bien votación por correo (donde la persona solicita el voto a través del correo postal y lo devuelve por esa misma vía).

Derecha pre-estallido

La derecha y el gobierno han intentado rearmarse después del descalabro político que significó la aprobación del retiro del 10%, primero con el cambio de gabinete y luego con la Cuenta Pública y el plan para los últimos 18 meses de mandato. Lo curioso es que la estrategia no parece ser avanzar hacia terreno contrario, sino que afirmar terreno propio. La derecha se mueve a la derecha y reflota su propuesta pre-estallido.

Más para leer

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!