Claudio Agostini

Claudio Agostini

Doctor en Economía, Universidad de Michigan. Académico de vocación, trabajo e investigo sobre temas tributarios y libre competencia. Independiente profundo. Por mis venas corre sangre verde, Audax Italiano es mi pasión.

Un nuevo Acuerdo Tributario

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Dada las circunstancias que vive el país, lo primero que hay que celebrar es que se haya logrado un acuerdo respecto a la reforma tributaria. No solo porque demuestra que es posible conversar, escuchar argumentos, revisar datos y encontrar puntos en común, sino que además porque cierra una discusión tributaria que ya llevaba más de un año y que seguía generando incertidumbre.

En lo específicamente tributario el acuerdo tiene varios aspectos positivos que mejoran el sistema actual y que valen la pena destacar. El primero, es que volvemos a tener solo un régimen general. De las peores cosas de la reforma del 2014 fue dejar dos regímenes generales, uno completamente integrado y otro semi-integrado, son claridad respecto a la relación entre ellos y abriendo muchos espacios para la planificación tributaria y la elusión. En el actual acuerdo se optó por el semi-integrado y creo que lo correcto era elegir el completamente integrado, pero lo prioritario era tener solo un régimen tributario general. Sin embargo, el régimen tributario para las pymes sí es 100% integrado y al elevar el tope de ventas para calificar como pyme a 75.000 UF anuales, en la práctica el 98% de los contribuyentes queda en un régimen 100% integrado. Esta es una de las paradojas respecto a quienes se oponían fuertemente a la integración, en el acuerdo pidieron que para las pymes no se aplicara el régimen semi-integrado y sí tuvieran 100% integración. Si la integración era tan mala, por qué están de acuerdo en que se aplique a las pymes? Quieren perjudicarlas aplicándole algo que consideran que es mala política tributaria? Una contradicción total por decir lo menos. Por suerte, este acuerdo permite que la inmensa mayoría de los contribuyentes sí tenga un régimen tributario 100% integrado, lo cual es una buena política tributaria. Sin embargo, es bueno tener presente que personas que son accionista muy minoritarios de grandes empresas y que no son personas de altos ingresos, siguen estando especialmente castigadas y pagan mucho más impuestos que personas que tiene los mismos ingresos pero de otra fuente. Para ser más concreto, una persona jubilada con una pensión de 100 mil pesos y dividendos de acciones de alguna empresa que se transa en la bolsa por otros 200 mil pesos, debería estar exenta de impuestos porque su ingreso total es de 300 mil pesos y está en el tramo exento del Global Complementario. Sin embargo, va a pagar en impuestos 19.080 pesos -9.45% por los 200 mil pesos de sus dividendos- que equivale a un 6.36% de sus ingresos aunque debiera estar exenta. El acuerdo tributario reduce mucho el número de personas en esos casos respecto al sistema tributario vigente, pero no los elimina. Ese es el efecto de la semi-integración, guste o no guste, se niegue o no se niegue, quiera creerlo o no quiera creerlo.

El segundo aspecto positivo del acuerdo es que considera 50% de depreciación instantánea por dos años y mantiene depreciación acelerada para el otro 50%. Esto es un potente incentivo a la inversión y también es una buena política tributaria. Si bien el ideal sería que fuera 100% y en forma permanente, los efectos transitorios de pérdida de recaudación el corto plazo probablemente no lo hacían posible por ahora.

El tercer aspecto destacable es el compromiso de revisar exhaustivamente todas las exenciones y regímenes tributarios especiales, determinando a quiénes realmente benefician y si se justifica mantenerlos o no. Hay algunos casos evidentes en que lo correcto es derogarlos sin que se requiera más estudio ni análisis, como la renta presunta, y es lamentable que no se haya aprovechado la oportunidad para hacerlo ahora ya que hubiera generado mayor recaudación y además contribuido a un sistema tributario más progresivo. Sin embargo, es una buena noticia que se haga una revisión exhaustiva con una comisión independiente y con plazo definido, eso permitirá una mejor discusión en el futuro y avanzar hacia un mejor sistema tributario, más simple y más equitativo.

Finalmente, me parece relevante destacar el mensaje del nuevo Ministro de Hacienda respecto a poner el foco en que los recursos públicos se gasten bien. No tiene sentido aumentar la carga tributaria del país si esos recursos de todos los chilenos se usan en forma ineficiente, se despilfarran o, como hemos visto en el último tiempo con los escándalos en carabineros y el ejército, son robados o terminan en corrupción. Si avanzamos fuerte y seriamente en reducir la evasión y la elusión tributaria junto con gastar los recursos en forma eficiente, tendremos un mejor estado al servicio de los ciudadanos.

Más del autor

Toque de Queda para la Reforma Tributaria

Las manifestaciones masivas de descontento que hemos visto estos días tienen, sin duda, múltiples causas y, por lo mismo múltiples ámbitos que hay abordar y sobre los cuales, dialogar, construir y hacer propuestas de cambio.

Incentivos Tributarios a la Inversión

Uno de los objetivos planteados para la actual reforma tributaria que se discute en el Congreso, es que incentive la inversión y con ello el crecimiento económico. Sin duda se trata de un buen objetivo, pues de las peores cosas que dejó la reforma de 2014, junto con dos sistemas tributarios generales, fue precisamente no incorporar incentivos al ahorro y a la inversión.

Más para leer

La porfía de la dignidad

Uno de los principales hallazgos fue que, junto con el derecho a un salario justo y oportuno (reivindicación histórica que de hecho da origen a la existencia de los sindicatos), se mencionaba fuertemente como demanda el derecho de las y los trabajadores a recibir un trato digno.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!