Laura Gallardo

Laura Gallardo

Laura es de la U: su *alma mater* es la U y es, orgullosamente, profe de la Escuela de Ingeniería y Ciencias. También y, a pesar de todo, es de la U desde mucho antes que las S.A, más bien desde los pretéritos clásicos universitarios. Científicamente le ocupan los impactos humanos sobre el Sistema Climático y los cambios paradigmáticos por los que debe atravesar el mundo y la ciencia. Esto último viene de su otra influencia: la U de Estocolmo donde se formó como investigadora.

Vi pasar los hawker hunters y la esperanza porfiada de las grandes alamedas

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

El 4 de septiembre pasado me entrevistaron Luna (presidenta) y Catalina del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI, de la U de Chile, obvio). Me llevaron por el camino de la memoria hacia la elección de Salvador Allende hace 50 años y el golpe de Estado hace 47 años. Querían saber cómo vivimos aquellos tiempos quienes hoy somos sus ([email protected]) profes en la Facultad. 

Aún no veo la entrevista, pero fue un momento emotivo y esperanzador. Es saludable que [email protected] jóvenes miren la historia para crear el futuro. Es esperanzador que quieran un futuro distinto. [email protected] tienen y tendrán otras lides, diferentes tal vez de las que tuvimos, quizás partiendo por el plebiscito y la nueva constitución, la de [email protected] 

Para mi generación –o para buena parte de ella– el 11 de septiembre es una fecha de quiebre, de volverse [email protected] siendo aún niñ@s, de aprender a tener fachadas, chapas, escondites, miedo, de añoranza de quienes dejaron de estar. Pero también somos la generación de reconstruir confianzas, de crear sueños, de reinventar –en el segmento universitario el CEI y la FECH– y alcanzar con victoria limpia al 5 de octubre, esperando que la alegría llegara. La alegría se acercó, pero la invitación requería de más ruido en la calle y eso se nos fue perdiendo y con ello el impulso de cambio y la brújula. Y pasaron 30 años de avances importantes, algunos sustantivos que, sin embargo, no alcanzaron, no dieron la talla de las exigencias del mundo actual, de [email protected] [email protected] jóvenes y de [email protected] jóvenes más añ[email protected] [email protected] nos remecimos, [email protected] siguen estupefactos, atónitos, [email protected]

Y se nos vienen los próximos 44 días hasta ir a votar para cambiar de verdad la constitución a través de una convención que, ojalá, tenga, [email protected] y gente generosa que sepa del mundo en que vivimos y sea capaz de soñar con uno mejor, quizá Luna, Catalina, Carolina, Salvador…. 

Eso espero, porque no quiero volver a ver hawker hunters bombardeando al presidente electo…porque debemos seguir abriendo las anchas alamedas. Para eso hay que tener la esperanza porfiada.

Más del autor

Se me muere un poco la ideología

“Un colega compartió un texto, de Quino supuestamente (¡poco me importa si no, igual es bueno!), que tocaba lo bueno que sería que la vida transcurriera al revés. Así, dice, superaríamos la pena de la muerte de una vez y terminaríamos yéndonos de la vida en un orgasmo.”

¡Poliédricas!

La vertiente también me evoca las expresiones de una tía que vivió como 40 años en Venezuela. Ella decía, aspaventosamente, “¡Pero si las tiene poliédricas!”, refiriéndose, metafóricamente, a alguien que dijera una sandez – o varias juntas como suele ser el caso – y cuyas gónadas tuvieran dicha característica, figuradamente, claro.

El tiempo pasa… y la procrastinación se acumula

Claro que mientras la mayoría tiene marcado su calendario para el 25 de octubre, hay unos fantasmagóricos, arcaicos, macabros que andan sacándole el traste a la democracia y olvidándose del gran pendiente del levantamiento social de Chile…ese que sobrepasó todo, que hizo posible lo imposible y que sigue acumulándose.

Más para leer

Se me muere un poco la ideología

“Un colega compartió un texto, de Quino supuestamente (¡poco me importa si no, igual es bueno!), que tocaba lo bueno que sería que la vida transcurriera al revés. Así, dice, superaríamos la pena de la muerte de una vez y terminaríamos yéndonos de la vida en un orgasmo.”

Artículo de Página 12: Murió Quino, el creador de Mafalda

Joaquín Salvador Lavado tuvo una extensa y aclamada carrera que lo llevó a recibir distinciones como la Orden Oficial de la Legión de Honor en Francia y el Premio Príncipe de Asturias en España. “Cuando pienso en que voy a abrir el periódico y no van a estar mis dibujos, me da más angustia y sigo dibujando. Es como ese jefe de estación que se jubila, pero vuelve todos los días para ver si los trenes pasan a horario”.

Artículo de El País: Vivian Gornick: “Estar sola es una postura política”

Observadora aguda y mordaz, la autora de Apegos feroces repasa su trayectoria feminista, celebra el rol cada vez más poderoso de la mujer y alerta de peligros como el dogmatismo, la corrección política o la “furia” emocional. Le preocupa la “cultura del rollo de una noche” y —dos veces separada— sostiene que estar sola es una postura política.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!