Sergio Espejo

Sergio Espejo

Abogado Universidad de Chile y Master en Políticas Públicas de la Universidad de Harvard. Ha sido Diputado, Ministro de Transportes y Telecomunicaciones y Superintendente de Electricidad y Combustibles. Enseña políticas públicas en la U. de Chile, integra el consejo académico asesor del programa de medio ambiente de la facultad de Derecho UC y es decano de Ciencias Jurídicas y Sociales de USEK. Abogado socio de Aylwin y Compañía y consultor internacional.

Con la brújula perdida

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

No hay vuelta. Una vez más la oposición parece caminar con la brújula perdida. Las polémicas se suscitan entre sus representantes, una y otra vez, en torno a cuestiones que no guardan relación con los principales debates que el país debe enfrentar hoy: la ruta constitucional, la lucha contra el covid y el esfuerzo por recuperar los empleos y la economía.

A pocas semanas del plebiscito sobre nuestra constitución y el mecanismo para cambiarla, los principales líderes de la oposición parecen mareados por la búsqueda de candidaturas presidenciales, la obsesión con las acusaciones constitucionales y el intento por instalar un impuesto sobre los “súper ricos”.

Es impactante.

Mientras el debate constitucional parece una cuestión radicada casi con exclusividad en la esfera universitaria, los partidos de la oposición parecen habitar otro planeta. Así, cada vez más chilenos buscan por sus propios medios, y como sea, información que les permita aproximarse a una discusión que reconocen como central y en la que quienes debieran guiar la discusión, los partidos políticos, brillan por su ausencia. Ni siquiera la campaña a favor del apruebo parece ordenar su agenda. 

Se suceden, una y otra vez, esfuerzos por instalar una ilusión de unidad que escapa a las cuestiones que más afligen a la población.

¿Qué otra cosa podría ser, además de la ilusión de la unidad y la búsqueda de la relevancia perdida, la obsesión por levantar acusaciones constitucionales allí donde sea posible? En vez de orientar las energías, siempre escasas, a la pedagogía constitucional y el esfuerzo de primer orden que requiere construir una nueva constitución, nuestros líderes optan por un ejercicio que tiene más de narcicismo que de política.

El silencio se ha vuelto total, por lo demás, sobre la tarea de superar el covid y recuperar la economía. Por supuesto, siempre es más simple intentar un nuevo retiro de los fondos de pensiones de los propios trabajadores o concentrarse en los súper ricos (con un efecto práctico nulo), que imaginar las condiciones para apoyar a miles de pequeños y medianos empresarios que tratan, como sea, de sobrevivir en las condiciones más adversas que hemos visto en varias generaciones, sosteniendo el debilitado empleo de la mayoría de los chilenos. 

Dicen que fueron los chinos, ahí por el siglo IX, quienes con una vasija de agua y una aguja imantada flotando sobre ella en el agua, inventaron la brújula. Hoy que ella está disponible en cualquier teléfono celular, es hora de que nuestros líderes comiencen a utilizarla.

Más del autor

Los Herejes

Quizás la futura constitución debiera ser eso: Un proyecto herético que, al margen de dogmas, frases hechas y vociferaciones enajenantes, rescata como proyecto común el valor profundo de cada existencia.

Terra Alta

Dice Melchor Marín, aprendizaje de su atormentada juventud, que una buena novela la hacen en partes iguales el autor y el lector. Pienso que es así. Terra Alta no es “Los Miserables” y Melchor Marín está lejos todavía de Salvo Montalbano y Kurt Wallander, por pensar en dos “grandes”, pero la historia es entretenida, está bien escrita y deja al lector con las ganas de encontrarse nuevamente con el protagonista.

Cuadrar el círculo

Pero es de esto precisamente que se trata la cuadratura del círculo a que está llamada la política: Conciliar expectativas con posibilidades, establecer puentes entre opciones que parecen irreconciliables, capitalizar el conocimiento experto para abrir horizontes que en un momento determinado parecen cerrados.

Más para leer

Sr. Presidente, no es lamento científico: es probidad e independencia.

Al parecer, Sr. Presidente, tenemos un problema ideológico. Y no me refiero solamente a eso de izquierdas y derechas. Me refiero a que yo aprecio la ciencia como bien público, de los comunes dirían algunos. Una ciencia al servicio de todes, no de intereses particulares. Una ciencia hecha por todes quienes tengan el talento y puedan formarse. A veces por curiosidad, muchas otras veces con curiosidad que se gatilla porque el tema es prioritario.

Paula Escobar en La Tercera: Gambito de Dama

Si Narváez logra perseverar en esa narrativa de futuro, hacer y “ser” simbólicamente esa síntesis entre lo que enorgullece y lo que avergüenza de nuestra historia posdictadura, y transforma eso en un proyecto serio y contundente, le podría devolver el éxito electoral a la centroizquierda.

Quién sabe, hay que preguntarle a Radomiro

Suscríbete a nuestro Newsletter

¡Mantente al día con las novedades de Entrepiso y suscríbete para que la información llegue directamente a tu correo electrónico!